El amante de lady Chatterley – D. H. Lawrence

El amante de lady ChatterleyHace casi un siglo que D. H. Lawrence (Reino Unido, 1885 – Francia, 1930) escribió El amante de lady Chatterley (1928). Novela que fue prohibida en su época y que causó un gran escándalo debido a la forma explícita en la que se habla de sexo y se detallan las relaciones carnales de sus protagonistas.

El sexo: un gran tabú

Estamos ante un tema que siempre ha sido un tabú en muchas sociedades y épocas. Por tanto, que en 1928 Lawrence escribiera esta obra fue considerado un hecho un tanto obsceno y solo se lograron publicar en Florencia unos pocos volúmenes. En el Reino Unido no vería la luz hasta 1960.

Pero claro, es que Lawrence no se conforma con hablar del asunto sin tapujos y de llamar a las cosas por su nombre. No, el autor va más allá y mezcla a la alta sociedad con la clase obrera y claro, esto ya son palabras mayores. Quién sabe si en vez de relatar la relación de una lady con un guardabosques, nos halláramos ante un idilio entre una pareja de iguales (socialmente hablando), quizá no hubiera sido para tanto. Pero la hipocresía siempre ha existido y existirá.

Una mujer insatisfecha

Connie —quien ha vivido una vida con bastante libertad, cursando sus estudios en el extranjero y habiendo conocido ya los placeres de la carne— se casa con Clifford, un joven de la alta sociedad inglesa, convirtiéndose así en lady Chatterley.

Clifford parte para combatir en la guerra, pero su regreso convertido en heredero de una gran propiedad no es lo feliz que se esperaba, puesto que a causa de las heridas recibidas, sufre una invalidez que le obliga a permanecer postrado en una silla de ruedas. Cuando el joven matrimonio se muda a su nuevo hogar, Connie empieza una nueva etapa de su vida que se aleja mucho de lo que ella hubiera deseado. Sola, aislada de cualquier tipo de vida social y de gente afín a sus aficiones, encuentra refugio en el bosque donde allí el dueño y señor es Oliver Mellors, el guardabosques que su marido tiene contratado y con quien inicia un apasionado affaire. 

Lawrence, ante todo un escritor osado

La lectura de El amante de lady Chatterley ha sido una experiencia positiva a pesar de que no me ha terminado de convencer.

Me ha resultado curioso el atrevimiento del autor. Quien esté acostumbrado a leer escenas subidas de tono hoy en día, no se sorprenderá en absoluto al leer las que aquí tienen lugar. Pero si pensamos en los castos besos a los que nos tenían acostumbrados los autores coetáneos de Lawrence, veremos que la osadía del escritor británico es enorme.

Por otro lado, lo que más me ha gustado del libro es la ácida crítica que se hace a la diferencia entre clases. El socialismo y el bolchevismo son analizados con gran acierto y veremos cómo una cosa es hablar de la teoría de estas ciencias y otra muy distinta llevarlas a cabo.

“Y entró en esa buena sociedad de gente del gobierno que no está a la cabeza, pero que son, o pudieran ser, el verdadero poder oculto de la nación: gente que sabe de qué habla, o habla como si lo supiera.”

El desprecio con el que la alta sociedad se dirigía hacia quienes trabajaban para ellos es insultante. No tenían en consideración ni sus necesidades ni sus opiniones. Ellos eran los amos y señores, y esto era lo único que importaba. Hecho que queda perfectamente reflejado en El amante de lady Chatterley.

Unos personajes demasiado artificiales

Sin embargo, la lectura no me ha llenado porque sus personajes me han resultado excesivamente fríos. Me ha sido imposible ponerme en el lugar de sus protagonistas. Unos protagonistas que hablan de amor y lo hacen, pero cuya pasión brilla por su ausencia. Me ha faltado calor en sus diálogos, algo que les hiciera más creíbles como personas y un poco menos forzadas las situaciones en las que se encuentran.

A pesar de lo dicho anteriormente, me alegro enormemente de haber leído este libro, más por la parte de la crítica social que por la erótica. Ojo, no quiero quitar mérito a esta —que es muy audaz y ocupa un lugar destacado dentro de la trama—, pero salvo por el morbo de conocer lo que era considerado prohibido hace cien años, no me ha aportado nada más.

 

Marta Pérez

Título original: Lady Chatterley’s Lover
Título: El amante de lady Chatterley
Autor: D. H. Lawrence
Traducción: Francisco Torres Oliver
Editorial: Alianza Editorial
Páginas: 464
Fecha de publicación: enero 2016

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.