Dócil, de Aro Sáinz de la Maza, se alza con el III Premio Negra y Mortal en castellano

Ganador III Premio

©  Roser Ribas

¡Ha llegado el día! A Negra y Mortal le es grato comunicar que el ganador del III Premio a la mejor novela negrocriminal en castellano, de las obras publicadas entre septiembre de 2019 y julio de 2020, es el autor barcelonés Aro Sainz de la Maza con su obra Dócil. Le preceden Los señores del humo de Claudio Cerdán, con el II Premio, y Cuando gritan los muertos de Paco Gómez Escribano, con el I Premio.

Son buenos tiempos para la novela negra y, tal vez por ello, no ha sido tarea nada fácil para el jurado —compuesto por cinco miembros del equipo de Negra y Mortal— elegir al ganador. Tras una disputada preselección, estas fueron las cinco novelas finalistas: Dócil (Aro Sainz de la Maza), Cava dos fosas (Félix Garcia Hernán), En la casa vacía (Manuel Barea), El sonido de tu cabello (Juan Ramón Biedma) y Humo (Adrián Magro de la Torre).

Aro Sáinz de la Maza

Fuente © Editorial Planeta

El ganador, Aro Sainz de la Maza (Barcelona, 1959) es, además de escritor, traductor y editor. Con otras dos obras publicadas en su trayectoria literaria, hay que saber que esta novela forma parte de la saga del inspector de los Mossos d´Esquadra Milo Malart, protagonista indiscutible y columna vertebral de esta serie que cuenta con tres entregas: El Verdugo de Gaudí, 2012 (anteriormente titulada El asesino de la Pedrera logrando la mencion especial del jurado del V Premio Internacional RBA de Novela Negra) y El ángulo muerto, 2016.  En enero de este año aterrizó nuestro caballo ganador, Dócil, la tercera entrega de la colección, aunque puede leerse de manera independiente.

Una sola palabra de cinco letras basta para dar título a esta historia que transcurre en tan solo cinco días, ambientada en Barcelona y situada temporalmente unos meses después del brutal atentado de las Ramblas en 2017. Todo comienza cuando un joven llega a las puertas de una comisaria tambaleándose y cubierto de sangre de arriba a abajo y solo logra balbucear una frase: «Todos están muertos».

Una trama inteligente, buen ritmo y personajes complejos en una novela negra diferente con su dosis de crítica social palpable y un análisis de la psique humana, a la que asistimos a través de brillantes diálogos y una serie de interrogatorios que consiguen conquistar al lector demostrando la maestría del escritor, brindando a aquel que tenga la suerte de leerla de momentos que nos recuerdan que la novela negra patria está de enhorabuena. Y ahora, Aro Sáinz de la Maza también. Felicidades.

Genny Vidal

 

 

No hay comentarios

Deja tu comentario