De otro lugar – Óscar Montoya

De otro lugar – Óscar Montoya

De otro lugar

Conexión Alicante-Euskadi a bordo de la mente pausada y abducida del gallego Antonio Tojeira, un atípico inspector de policía que pulula en plena transición española.
Óscar Montoya (Alicante) nos pone en situación en ‘De otro lugar’ (AdN Alianza de Novelas).

SE NACE, NO SE HACE

“El hábito no hace al monje” y es algo que podemos ver en el día a día. Tan solo aquellos que sienten lo que hacen, obtienen un resultado óptimo.
Existe un tanto por ciento de personas que, a lo largo de su vida, encuentra la vocación para la que nace; el Messi del fútbol; el John Connolly de las novelas; el Arguiñano de los fogones; todos tenemos un Don, qué carajo, alguno hasta del «nadie».

¿Eres tú la afortunada que ha dado con el suyo?

Para el resto de mis días se me quedará grabado el de il capo Paolo, un barman que ve la vida pasar detrás de la barra del autoporto de Ventimiglia (pueblo italiano fronterizo con Francia, en la costa mediterránea). No hay persona en el mundo que sirva el café como ese señor, es un artista, en los múltiples pasos que yo hacía por la frontera italofrancesa era una parada obligatoria.
Podía pasarme horas observando a Don Paolo preguntar al cliente lo que deseaba; agarrar el portafiltro de la cafetera; dosificar en su interior la cantidad perfecta de café recién molido; finalizar el vertido con el goteo justo de oro negro; colocar con la máxima precisión la taza, el platillo, la cucharilla a disposición del cliente; y servírtelo para tu deleite; todo ello con una habilidad innata, como de otro lugar. Don Paolo dio con su vocación, en los escasos diez metros cuadrados en los que habita, no camina, fluye, levita al compás de una ópera prima.

Vocación, fue lo que no encontró nuestro protagonista: Antonio Tojeira.

DE OTRO LUGAR

1980, Alicante, la Vida Padre. Un gallego de treinta y tres años, nacido en Vigo, recién llegado a su nuevo destino, la costa alicantina. Copas de helado, gin-tonics, y una relación platónica con Cruz: una echadora de cartas con la que, tras las sesiones espirituales, las mantiene también sexuales.

Tojeira tiene una pasión: el esoterismo y la ufología, y un ídolo: Juan José Benítez, teórico de la conspiración y autor español, experto en la disciplina que estudia los ovnis u objetos voladores no identificados.
El entusiasmo de Tojeira por el más allá le mantiene lo suficientemente alejado de esta España como para poder sobrevivir con cierto sosiego.

LAS DOS ESPAÑAS

Un télex llega desde Madrid en el que requieren inspectores como refuerzo en el País Vasco. Mal asunto. ETA mata a puñados, tanto policías como guardias civiles. En la comisaría de Alicante se parten el lomo para no ser el “agraciado” en un sorteo con «mano inocente».

“Es curioso. Cuando la gente habla de las dos Españas quizá no se estén refiriendo tanto a la vieja dicotomía entre rojos y azules como al secular enfrentamiento entre padres e hijos. Me pregunto de qué sirve luchar por lo que crees si luego vendrán tus hijos para cambiarlo. Es una batalla inútil: la biología se impone siempre a la ideología, desde que éramos ranas.”

Nos situamos en pleno golpe de estado. La historia reciente de España, esa donde los mismos políticos perdían su sentido de verticalidad. Ese proceso en el que los más conservadores echaban ya de menos la España de siempre, la del Viejo (Franco).
En Vitoria, además, como en el resto de Euskadi, la preocupación venía mayormente por la atroz actividad terrorista.

“- Pero vamos a ver, Antonio. Hoy todo el país se amenaza de muerte desde que murió el Viejo. Es algo normal, pasa todos los días, está de moda. No se detiene el mundo por eso. Hemos estado casi cuarenta años sin poder amenazarnos de muerte. En el fondo es libertad de expresión.”

EL IMPULSO DE MONTOYA

Óscar Montoya nos invita a recordar esa época, no tan lejana, a través de un prisma irónico, que no tanto, en especial por el oscuro telón de fondo que nos envuelve y absorbe. Topamos con un inspector inusual, en los momentos que corrían, debido a su sentido de la democracia, un personaje que es policía para huir de la indigencia en el momento que opositó. Policía casi por casualidad.

Con una narración en tercera persona y una prosa fresca, este escritor licenciado en Derecho es una fuerte apuesta de la editorial AdN. Una empresa con grandes autores en la que los escritores nacionales no abundan.
El alicantino tira de época vintage para crear un personaje interesante con el que empatizaremos desde bien pronto en la lectura.

 

Paco Atero

Título: De otro lugar
Autor: Óscar Montoya
Editorial: AdN Alianza de Novelas
Páginas: 344
Fecha de publicación: mayo 2019

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.