Damas asesinas – Tori Telfer

Damas asesinas

¿Qué tienen en común una condesa húngara, una abuelita risueña, una espiritista de Kansas y una bailarina marroquí? La respuesta es el reguero de sangre que dejaron a sus espaldas. La periodista norteamericana Tori Telfer nos presenta a sus ‘Damas asesinas’, una novela donde recoge la vidad de catorce de algunas de las más significativas asesinas en serie de la historia.

“El uno presenciaba e instigaba la violencia del otro, lo que resultaría en una relación a distancia caracterizada por una reciprocidad sanguinaria: menos «contemplar con nostalgia la luna» y más «apuñalar a la gente al mismo tiempo»”.

¿Qué nos vamos a encontrar en ‘Damas asesinas’?

Lo primero que vamos a encontrar al abrir nuestro ejemplar es una pequeña introducción que nos hace la autora sobre el papel de la mujer dentro del mundo del crimen. Y casualidades de la vida, el inicio de esta lectura ha coincidido con que dos días antes tuviera el placer de asistir a una charla que la criminóloga Paz Velasco ofrecía en mi ciudad con motivo de la presentación su libro ‘Criminal-mente’. Lo que me resulta curioso es que precisamente Paz abordó este mismo tema en dicha conferencia y con un pensamiento bastante similar al de la autora.

Ambas se sorprenden de cómo la historia ha tratado a las asesinas frente a los asesinos. Puede dar la impresión de que cuando hablamos de una mujer, independientemente de los atroces actos que haya cometido, se intentan minimizar sus homicidios e incluso frivolizar con ellos. Así tenemos muchas “viudas negras” y “brujas” en nuestra memoria, pero pocas mujeres conocidas como “asesinas en serie”.

Después de esta introducción corta y muy interesante, Telfer va al grano y nos encontramos con los catorce relatos.

Las catorce elegidas

He puesto catorce porque es el número de historias, pero asesinas son muchas más, porque hay parejas, cuartetos y hasta un pueblo entero. Increíble pero cierto.

Para hacer la lectura más amena, Tori Telfer ha hecho una selección de lo más variopinta. Viajaremos por todo el planeta, desde Estados Unidos a Europa y África, y en cuanto a las épocas, desde el siglo XIII hasta la década de los 50. La autora hará un repaso de su vida personal y criminal e incluso del juicio en los que casos que lo hubo.

“Podía asistir el nacimiento de una criatura, aliviar los dolores musculares de un granjero y envenenar a un marido en la misma jornada de trabajo”.

En cuanto a formas de matar, la preferida por las féminas es sin duda el veneno. Ese aderezo sutil en forma de granitos blancos ha sido el arma elegida por la mayoría. Puede parecer una muerte más “limpia”, por aquello de no dejar sangre, pero no nos engañemos, los vómitos y la diarrea que producían a sus víctimas, de limpio no tenían nada de nada. Tampoco podemos decir que sea rápido, en algunos casos se le administró veneno al candidato durante meses, hasta que su “ansiada” muerte se producía.

“Veneno: el arma femenina por antonomasia. Perfecto para el hogar. Sutil, discreto y limpio. El veneno no deja manchas de sangre en la alfombra ni agujeros en las paredes”.

Pero no todo es arsénico en la vida de estas mujeres y hubo unas cuantas torturadoras que utilizaron su lugar de poder en la sociedad para someter a sus siervos a los más viles tormentos. Por otro lado, uno de los capítulos se titula “La bella rebanadora de pescuezos”, creo que no necesita de más aclaración.

True crime con sentido del humor

Estas catorce piezas de género true crime están narradas con bastante gracia. Eso relaja un poco la sensación de pavor que de otra manera se instalaría en nosotros al leer estos macabros sucesos. La autora reconoce tener un sentido del humor un tanto retorcido, cosa que yo agradezco. Gracias a esto, algunos sucesos los veía con más lejanía y dejaban menor poso de horror. Ha habido alguna historia que me ha impactado bastante y esbozar una sonrisa me ha venido bien para guardar las distancias con lo escrito.

“Si fuera usted una mujer que quisiera asesinar a su marido, nada mejor que hallarse en Chicago en la década de 1920. Lo único que tendría que hacer sería pegarle un tiro a ese puto cabrón en el cogote y luego presentarse ante el tribunal, bien perfumada y mordiéndose el labio en señal de arrepentimiento”.

Me ha parecido una lectura muy interesante, me ha sorprendido y horrorizado. Y tengo que admitirlo, en cada una de las historias, ya sea por morbo o curiosidad, me he ido a internet a buscar información e imágenes y así poder ponerles cara.

No voy a dar más detalles sobre ellas ni sus nombres, si las queréis conocer, todo está en este ejemplar de 400 páginas que la Editorial Impedimenta ha tenido a bien publicar en España. Una edición con una portada preciosa y un punto de lectura rojo sangre muy a tono con la temática.

Así que tened cuidado si habéis hecho enfadar a vuestra abuelita, madre, hermana o esposa. Puede que ella se os acerque con una siniestra sonrisa en la cara y un plato aderezado con unos gránulos blancos un tanto sospechosos. Quizá solo sea azúcar glas, pero quizá…

 

Marta Pérez

Título original: Lady Killers
Título: Damas asesinas
Autora: Tori Telfer
Traducción: Alicia Frieyro
Editorial: Editorial Impedimenta
Páginas: 400
Fecha de publicación: noviembre 2019

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.