Cuchillo – Jo Nesbø

Cuchillo – Jo Nesbø

Larga se nos ha hecho la espera a todos los seguidores de Jo Nesbø (Oslo, 1960) y de su más carimástico personaje, el policía noruego Harry Hole. ‘Cuchillo’ es la duodécima entrega de la saga, en la que encontramos a un Harry más destrozado que nunca y en la que la venganza será la que guíe no solo a Hole sino también al resto de personajes.

Reencontrándose con viejos conocidos

Harry está profundamente deshecho. Son muchos los momentos de su vida en los que ha creído tocar fondo y al final ha resurgido. Pero en las primeras páginas de ‘Cuchillo’, nos damos cuenta de que, esta vez, algo ha cambiado en él.

Rakel le ha apartado de nuevo de su lado y, aunque ha vuelto a trabajar en la policía, se dedica a realizar labores de puro trámite. Es por ello que vuelve a las andadas y a confiar en su «fiel» amigo Jim Beam.

Por eso, cuando se entera de que Svein Finne –un violador que fue detenido por Hole años atrás– es puesto en libertad y comienza a proferir amenazas contra Harry y su familia, el policía noruego focaliza sus escasas fuerzas en devolverlo a la prisión de la que nunca debió salir.

Harry Hole en estado puro

Con la mente nublada por la gran ingesta de alcohol, así nos encontramos a Harry al inicio de ‘Cuchillo’, despertándose de una borrachera de las que hacen que no recuerdes ni cómo conseguiste arrastrarte hasta la cama.

En ese estado lamentable está nuestro querido policía en esta entrega, que es una de las más brutales de la saga y en la que todo, absolutamente todo, gira en torno a la figura de Harry. No hay tramas alternativas, tan solo Hole y su instinto de autodestrucción y al mismo tiempo de sobreponerse a la adversidad. Harry deambula por un Oslo omnipresente que es casi un personaje más de la obra.

Son muchos los palos que ha recibido Hole a lo largo de las 12 novelas que ha protagonizado y en esta no va a ser menos. Sufriremos con él, le alentaremos a continuar y odiaremos un poquito a Nesbø por hacerle padecer tanto.

Jo Nesbø, esencia de la novela negra nórdica

Cuando hace unos años conocí a Nesbø y su obra, enseguida se hizo un hueco en mi top de lecturas favoritas y fui leyendo todos los libros de Harry Hole, disfrutando de cada una de sus páginas.

Aún tengo pendiente por leer dos novelas suyas independientes de la saga que nos ocupa. Me las estoy reservando para algún momento de esos en los que necesite leer algo que sea una apuesta segura y Nesbø lo es.

Una de las características que resaltaría del escritor nórdico es la construcción de personajes. Tiene una facilidad pasmosa para crearlos, dotándolos de un pasado y un presente no solo creíbles sino interesantes y atractivos.

Y otra de sus características es que no le tiembla la pluma a la hora de cargarse a los mismos, esos a los que tan bien ha dado forma, a los que vas cogiendo cariño libro a libro. Nos lo ha ido demostrando en todas y cada una de sus novelas. Si en esta ocasión lo vuelve a hacer o no, es algo que una servidora no os va a desvelar y tendréis que leer ‘Cuchillo’ para averiguarlo.

¿Habrá más Harry Hole?

Desde el día que leí ‘El murciélago’, libro que leía sobre Hole, libro que me hacía pensar: “Este ha sido el mejor de la saga”. Tramas bien elaboradas, giros constantes que hacen que el lector se devane los sesos una y otra vez, y como he dicho, unos protagonistas –tanto los principales, los fijos, como los secundarios– que no te dejan indiferente. Sin duda, una saga que va in crescendo.

En esta ocasión no he tenido la sensación de que haya sido su mejor libro, lo que no quiere decir que no haya sido una buena lectura. He disfrutado muchísimo leyendo ‘Cuchillo’. Pero claro, Nesbø se ha puesto tan alto el listón que ha tenido que rizar mucho el rizo para sacarse de la manga una novela tan enrevesada como esta.

El escritor juega con el lector, mostrándole pistas que le conducen a desconfiar hasta del panadero, un montón de trampas y giros que te mantienen en tensión y que hacen que te plantees y replantees todo una y otra vez. El pero que le pongo quizá es ese, una trama demasiado intrincada y un desenlace que también lo es. Aun así, algo tiene este tándem Hole/Nesbø  que cautiva a quien lo lee.

Y así poquito a poco, giro tras giro, he llegado con miedo a la página final. Y me he visto a mí misma como si fuera Harry con una botella vacía de Jim Beam en la mano. Botella que pone boca abajo para ver cómo una única gota restante se va deslizando por sus paredes acercándose lentamente al gollete, al que aproxima su lengua ávida para no desperdiciar nada del preciado líquido. Es así, con miedo y ansia, que he devorado hasta la última palabra de ‘Cuchillo’, quedándome con la duda de si habrá o no una siguiente aventura. Prefiero pensar que sí, que Nesbø aún tiene mucho que contarnos sobre Hole. Pero eso solo el tiempo lo dirá.

 

Marta Pérez

Título original: Kniv
Título: Cuchillo
Serie: Harry Hole 12
Autor: Jo Nesbø
Traducción: Lotte Katrine Tollefsen
Editorial: Reservoir Books
Páginas: 560
Fecha de publicación: octubre 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario