Con el agua al cuello – Donna Leon

Con el agua al cuelloA principios de marzo llegaba a nuestras librerías la última novela de la gran dama del género policíaco, Donna Leon (Nueva Jersey, 1942). El título suena premonitorio a tenor de los acontecimientos que estamos viviendo. Con el agua al cuello es la vigésimo novena de la saga “Brunetti”. La autora sigue puntual a su cita con los millones de lectores que tiene a lo largo y ancho del mundo. Sus libros se publican en más de treinta países y son éxito seguro año tras año. Donna Leon, Brunetti y Venecia hacen un equipo imbatible, una perla por la que aspiraría cualquier editorial pero solo una es la afortunada. Toda su obra ha sido publicada en Seix Barral.

Últimas voluntades

Un sofocante día de verano, Guido Brunetti y la commissario Claudia Griffoni se dirigen al Ospedale Fatebenefratelli. Intentan no sucumbir a la pegajosa humedad ni a la marea de turistas que invaden Venecia. La señora Toso, gravemente enferma, ha pedido hablar con la policía, preferentemente con una mujer. Resulta algo inusual sobre todo cuando la paciente, entre frases inconexas, les dice que su esposo pudo haber sido asesinado. También habla de dinero sucio, lo cual desconcierta a los policías, pero ella fallece y no tienen apenas por dónde tirar. El marido, que era trabajador de una empresa que vigila la calidad del agua, tuvo un accidente de moto regresando a casa después de su jornada y murió.

Este caso y otro referido a unas jóvenes carteristas que hacen peligrar la buena imagen de Venecia centran esta nueva historia de Donna Leon.

Comercia con la vida y cosecharás la muerte

Este subtítulo es ya toda una declaración de intenciones. La autora centra el tiro en asuntos desgraciadamente muy familiares para el común de los mortales. La codicia y el capitalismo desbocado no conocen límites, anteponiendo el beneficio económico al bienestar de las personas.

La preocupación de Donna Leon por los delitos medioambientales suele estar presente en muchas de sus novelas. O bien la investigación en curso está relacionada con el tema, o bien lo verbaliza a través de la hija de Brunetti, Chiara. Otro clásico de la saga es el sempiterno agobio que sufren los venecianos a causa del turismo. Es un asunto peliagudo en Venecia, cuya economía depende tanto de este y, a la vez, tiene un ecosistema tan frágil. Una ciudad que siempre anda por el filo de la navaja, literalmente con el agua al cuello. Esta situación hace mella en nuestro comisario. No sé si será la edad, la de Brunetti, la de la autora o la mía, pero observo un desencanto, un poso de tristeza y desesperanza cada vez mayor en sus novelas. Parece que nuestro protagonista, pese a disfrutar de una buena vida en lo personal, no tiene ya demasiada fe en que podamos enderezar el rumbo como sociedad.

El valor del compromiso y la constancia

Una buena historia con varias capas escrita con la elegancia y el buen hacer al que Donna Leon nos tiene acostumbrados. Nos encontraremos con los habituales personajes: la maravillosa y siempre eficiente signorina Elettra, Paola, el vicequestore Patta con su arrogancia y sus politiqueos, y la que yo creo va a ser sucesora de Brunetti algún día, la commissario Claudia Grifoni. Grifoni va adquiriendo cada vez más protagonismo y nos proporciona un buen contrapunto al protagonista. Este representa la visión algo clasista y despectiva que la gente del norte tiene sobre los sureños, Grifoni viene de Nápoles y en muchas ocasiones lo sufre en sus carnes. Los diálogos entre ambos son muy jugosos y no tienen desperdicio.

No hay duda, Donna Leon está en plena forma y hoy por hoy no se atisba quién le pueda arrebatar la corona, es nuestra Dama del crimen.

 

José Antonio Algarra

Título original: Trace Elements
Título: Con el agua al cuello
Serie: Comisario Brunetti 29
Autora: Donna Leon
Traducción: Maia Figueroa Evans
Editorial: Seix Barral 
Páginas: 352
Fecha de publicación: marzo 2020

No hay comentarios

Deja tu comentario