Chernóbil 01:23:40 – Andrew Leatherbarrow

chernobilAndrew Leatherbarrow, un escocés que desde pequeño sintió fascinación por la catástrofe sucedida en la central de Chernóbil, nos ofrece un relato a caballo entre el accidente nuclear y las vivencias personales de su visita a la zona de exclusión y a la ciudad fantasma de Prípiat. ‘Chernóbil 01:23:40’ pretende acercarnos al peor desastre atómico que ha vivido la historia de la humanidad.

01:23:40

El 26 de abril de 1986, durante la realización de una prueba de seguridad en el reactor 4 de la central nuclear de Chernóbil, ocurrió un terrible incidente: dicho reactor se volvió tan inestable que lo llevó a su explosión, literalmente. La tapa del reactor saltó por los aires sembrando todo su alrededor de quilos y quilos de grafito, material que sirve para contener la fisión que se produce dentro del núcleo. La radiactividad campaba a sus anchas y los responsables no querían darse cuenta.

A partir de este momento, un conjunto de medidas erróneas a punto estuvo de poner en riesgo a la mayor parte del continente Europeo. Solo nombraré el primer desacierto: no reconocer que el núcleo del reactor había detonado.

De no ser por unos cuantos valientes que dieron su vida por salvar la de millones, no sé qué hubiera pasado. 

¿Quién fue el responsable del accidente?

La Unión Soviética llegó a reconocer la serie de errores que desencadenaron el accidente de Chernóbil, pero solo después de que en Suecia se detectara radiación en el aire. En un primer momento, optaron por el hermetismo. Sin embargo, al ver que el mundo ya conocía lo que había sucedido en su territorio, no tuvieron más remedio que admitirlo. La culpa del accidente recayó sobre los operarios encargados de la prueba de seguridad, aunque años más tarde fueron exonerados. 

Después de leer la novela y reflexionar, he llegado a la conclusión de que el accidente de Chernóbil solo tiene un único responsable: la estupidez humana.

Andrew Leatherbarrow y Chernóbil

El autor es un entusiasta de todo lo que envuelve al accidente nuclear de Chernóbil. Tal es su pasión que decidió acudir a la región y visitar las inmediaciones del desastre. La ciudad de Prípiat y sus alrededores han sido el punto de inspiración para la creación de ‘Chernóbil 01:23:40’: un peso muy importante de ella recae sobre su viaje y sus vivencias en la zona.

Queda patente el tiempo que le ha dedicado Andrew a la fase de búsqueda de información para su elaboración. Multitud de fuentes han sido consultadas para darle cuerpo a este genial trabajo y lo vemos plasmado en las numerosas notas a pie de página.

Esta novela ha sido creada para acercarnos a los factores que contribuyeron al accidente y a las consecuencias del mismo. Es una lectura para informarnos de una manera muy sencilla y rápida de todo lo que engloba al desastre de Chernóbil. Si lo que buscamos es algo más personal, saber, por ejemplo, cómo vivieron las familias de Prípiat el accidente, esta no es tu lectura.

Una historia terrible

Muchas son las cosas que os podría contar del peor incidente nuclear de nuestra historia, pero prefiero que disfrutéis de la obra, seguro que no os arrepentiréis. Leer los efectos que tienen altas dosis de radiactividad en el cuerpo humano es algo que te deja con un nudo en el estómago. 

Todavía quedan muchas sombras que sobrevuelan la zona de exclusión y la ciudad fantasma de Prípiat, que fue evacuada días después del suceso. Todo lo que rodea al accidente sigue sembrado de muchas dudas. Años después de la catástrofe, los fantasmas siguen planeando sobre la zona de Chernóbil.

¿Puede repetirse la historia?

Hace unos días, y justo mientras leía ‘Chernóbil 01:23:40’, tuvo lugar en Tarragona, la ciudad donde vivo, un incidente en la petroquímica de su área: el reactor de una planta de óxido de etileno explotó. Sé que no tiene ni punto de comparación con el terrible siniestro que tuvo lugar aquel fatídico 26 de abril de 1986, pero me hizo pensar: ¿estamos preparados para una situación similar?

Esta explosión de Tarragona también fue fruto de una serie de errores, tanto antes como después del suceso. Se ha descubierto que en la empresa no se tomaban las medidas de seguridad correctas y tenía varias sanciones por ello. Por otro lado, hubo mucha confusión al principio porque la población no sabía muy bien qué hacer: las sirenas de alarma no sonaron; por un lado se pedía confinamiento a la población a través de las redes sociales y al momento se cancelaba, quedando solamente vigente para las poblaciones colindantes.  En los minutos posteriores al accidente, los más esenciales, reinó la desorganización y nadie sabía qué hacer realmente.

¿Qué pasaría si se volviera a repetir un incidente similar a lo sucedido en Chernóbil?

“El ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”.

 

Jose Núñez

Título original: Chernobyl 01:23:40: The Incredible True Story of the World’s Worst Nuclear Disaster
Título: Chernóbil 01:23:40
Autor: Andrew Leatherbarrow
Traducción: Miguel Alpuente y Marcelo E. Mazzanti
Editorial: Duomo Ediciones
Páginas: 282
Publicación: septiembre 2019

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.