Carbono modificado – Richard K. Morgan

carbono modificado

La vida eterna es algo que se ha ansiado desde tiempos inmemoriales y ha sido la tecnología quien lo ha logrado al fin. El trasvase de tu mente a otro recipiente nuevo cuando tu cuerpo se deteriora es algo que ya es posible en Carbono modificado, la opera prima a caballo entre ciencia ficción y thriller escrita por Richard K. Morgan (Londres, 1965) y reeditada por Gigamesh.

VIVIR INDEFINIDAMENTE

Nos introducimos en la piel de Takeshi Kovacs, un exmilitar proveniente del planeta Harlan que es llevado a la Tierra para resolver el caso de un supuesto suicidio. Que le haya contratado el presunto suicida puede parecer imposible, pero es aquí donde entra en juego la parte de ciencia ficción. Nos situamos en el siglo XXV y la muerte ha dejado de tener sentido, al menos para los más pudientes, ya que puedes proseguir con tu vida en otro cuerpo, o fundas, como lo llaman aquí: mientras puedas pagarte una nueva, podrás vivir eternamente.

Si tengo alguna palabra para describir el prólogo, esa es «brutal». La última frase es tan potente, inesperada y explosiva, que tu mente empieza a crear teorías y posibilidades y ninguna llega a buen puerto. Es entonces cuando te lanzas a por el primer capítulo y… bueno, aquí paro de contar porque te toca a ti descubrirlo con la lectura. Pero lo que sí puedo decir es que ha sido uno de los inicios más impactantes que he leído en mucho tiempo.

EL NEGOCIO DE LA MUERTE

El autor plasma en estas páginas una cuestión ética y moralista: el debate de la vida eterna. Se adentra de forma casual en la filosofía y la religión, esgrimiendo los argumentos a favor y en contra de la práctica de enfundarse en una nueva piel. Y si además aparece en escena el tema económico y el negocio montado alrededor de la muerte, la polémica está más que servida.

“El ojo humano es un instrumento maravilloso. Con un pequeño esfuerzo no es capaz de ver las peores injusticias”.

Sus casi quinientas páginas repletas de sexo explícito, drogas duras, prostitución llevada a otro nivel, crímenes diversos, tiroteos, violencia extrema… harán que la adrenalina se te dispare hasta llegar a un clímax que pone la guinda perfecta a este pastel que nos ha preparado Morgan. Eso sí, hay algunas escenas que no son aptas para estómagos sensibles.

CIENCIA FICCIÓN CON TINTES DE THRILLER

Si algo puede definir esta novela, es la mezcla de géneros. Ciberpunk y thriller se dan la mano y el matrimonio es tan íntimo que casi es imposible separarlos. La investigación policial transcurre en un entorno futurista, pero no deja de ser una investigación. La presencia de la tecnología avanzada te recuerda que no estamos ante una historia contemporánea. Sin embargo, a pesar de la terminología técnica o inventada, una vez superada la primera parte y adaptados a estos conceptos, no resulta complicada de seguir.

Carbono modificado es el primer volumen de la trilogía «Takeshi Kovacs». Recientemente ha sido traducido el segundo libro, Ángeles rotos, gracias al empuje que tuvo en 2018 la adaptación televisiva de Netflix, bajo el título de Altered Carbon. Quienes han disfrutado de ambas, afirman que son muy diferentes entre sí, pero igualmente recomendables. No obstante, tras dos temporadas, la serie ha sido cancelada; y es que los rumores indican que los costes eran excesivos para la audiencia que ha tenido. Esperemos que esto no impida que traduzcan pronto el cierre de la saga.

Ganadora del Premio Philip K. Dick a la mejor novela en 2003, uno de los más prestigiosos en este género, Carbono modificado es una lectura intensa, de esas que, tirando de cliché, te deja sin aliento. Tal vez el almacenamiento de la consciencia esté más cerca de lo que crees.

 

María García

Título original: Altered Carbon
Título: Carbono modificado
Saga: Takeshi Kovacs 1
Autor: Richard K. Morgan
Traducción: Juanma Barranquero
Editorial: Gigamesh
Páginas: 464
Fecha de publicación: noviembre 2016

No hay comentarios

Deja tu comentario