Blonde – Joyce Carol Oates

Blonde – Joyce Carol Oates

BlondeBlonde, la desgarradora y descarnada biografía novelada sobre Marilyn Monroe escrita por Joyce Carol Oates (Lockport, Nueva York 1938).

Al abrir el libro, lo primero que nos encontramos es una nota de la autora, en la que nos dice que ante todo esto es un libro de ficción, y que, por lo tanto ella se ha tomado todas las licencias que ha necesitado para dar forma a la novela.

La historia arranca con una Norma Jean (nombre auténtico de Marilyn Monroe) en su sexto cumpleaños. Vive con su abuela Della, que la quiere con locura y que la intenta proteger de su madre, Gladys, una presencia que viene y va en los primeros años de vida de la pequeña. Ya en esas esporádicas visitas empieza a desestabilizarla, metiéndole en la cabeza extrañas ideas sobre su padre y sobre cómo tiene que comportarse.

Poco después su abuela muere, pasa a vivir con su madre y es ahí donde su vida se empieza a complicar aún más.

Una infancia marcada por una madre desequilibrada, que había visto su carrera como actriz truncada y que pretende que su hija consiga un éxito que a ella se le negó. Una madre que, aun queriéndola, nunca fue afectuosa con ella y de quien Norma siempre buscará la aprobación, aun cuando no esté a su lado.

Y así, Oates, nos va narrando la vida de esta niña, que va creciendo en una búsqueda continua del amor, del ser aceptada, del agradar a los demás, de llenar un enorme vacío afectivo.

Norma intentará llenar ese vacío con sexo, que será parte importante de su vida así  como del libro. Norma se da cuenta de que es objeto de deseo en los hombres y que la forma en la que mejor puede conseguir un pedacito de cariño es a través de su cuerpo. Y así poco a poco y sin casi darse cuenta nacerá Marilyn Monroe, el mito erótico por excelencia. No importaba que tuviera talento, no importaba cuánto se esforzara ella por ser una buena actriz, lo que importaba era la cantidad de carne que el censor permitiría mostrar.

La visión que nos deja ver de la industria del cine es de algo corrompido. Si eras mujer y querías ser actriz primero debías pasar por la cama del director, productor, actor o por la de todos. Obteniendo así el papel, pero perdiendo la dignidad por el camino. Donde la labor del doctor que medicaba a las estrellas para que estuvieran más o menos eufóricas, era casi tan importante como la del mismo director.

Blonde es un libro duro de leer, por lo que cuenta y por cómo lo cuenta. Oates se caracteriza por ser muy crítica, por no maquillar la violencia, por llamar a las cosas por su nombre y realizar un interesante análisis sociológico acerca de la violencia que ejercen sobre sus personajes femeninos, los hombres y la propia estructura social del país.

Con un estilo complicado de leer, donde la autora neoyorkina hace gala de su maestría al escribir, no en vano su nombre suena con fuerza siempre en las quinielas para el Nobel de literatura. Aunque su estructura es principalmente lineal, hay continuos saltos hacia adelante y hacia atrás en la vida de la protagonista. Combina varios estilos y voces. Tan pronto es Norma la que nos narra su historia en primera persona, como es un narrador omniscente el que analiza todo lo que la actriz dice y hace. Incluso aquellos que la conocieron dejarán su opinión como si fueran fragmentos extraídos de una entrevista.

Con ese cambio constante de voces y estilos, la autora logra transmitirnos a la perfección la confusión que habitaba en la cabeza de la protagonista sobre todo al final de su vida. Donde la actriz, confusa a causa de todas las drogas que tomaba, confundía quién debía ser en cada momento, Norma, Marilyn o cualquiera de las protagonistas de sus películas.

Debo comentar como nota negativa: el exceso de páginas. Quedaría una lectura mucho más redonda si se hubiera reducido su número.

Leyendo este libro, el lector no puede permanecer indiferente a la protagonista y usará todas las herramientas a su alcance para verificar informaciones, buscar imágenes de la protagonista e incluso visionar algunas de las míticas escenas de las películas que marcaron su corta pero no efímera vida.

Al finalizar el libro uno se queda con la idea de que nadie conoció a la mujer realmente, que Marilyn Monroe fue un papel más que le tocó interpretar y que pocos, muy pocos, se acercaron a su alma, a Norma Jean.

Norma Jean Mortenson (Los Ángeles 1 de junio de 1926 – Los Ángeles 5 de agosto de 1962)

Marta Pérez

Título: Blonde
Autor:  Joyce Carol Oates
Traductor:  María Eugenia Ciocchini
Editorial: Alfaguara
Páginas: 936
Fecha de publicación: marzo 2012

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.