Blanco letal – Robert Galbraith

Blanco letal‘Blanco letal’ es la cuarta novela de la saga protagonizada por Cormoran Strike, el detective privado creado por Robert Galbraith. Este es el pseudónimo que la archiconocida J. K. Rowling (Yate, 1965) utiliza para firmar las aventuras de este personaje. Una novela brillante, la más extensa de la serie, que nos lleva al Londres preolímpico.

Robin y Cormoran, una pareja que debe permanecer unida

Si hay algo que funciona a las mil maravillas en esta serie es el tándem Cormoran/Robin. Para aquellos que no les conozcáis, os hago un breve resumen de cómo son.

Cormoran Strike es un hombre carismático con un pasado a sus espaldas que le ha marcado de por vida. Hijo de una estrella del rock con quien nunca ha tenido contacto y una de sus groupies, su infancia se ha visto afectada por constantes cambios de domicilio y colegios. Formó parte del ejército donde estuvo destinado en la División de Investigaciones hasta que en una explosión perdió parte de una pierna. Por ello, tiene que usar una prótesis que le limita mucho físicamente. Después del accidente y de la amputación, abrió su agencia de detectives.

Su forma de trabajar es minuciosa. A base de entrevistas en las que hace preguntas comprometidas, consigue ir sacando toda la información que necesita para resolver sus casos.

Robin Ellacott llega a la oficina de Strike casi de casualidad, para suplir una vacante como secretaria temporal. Pero poco a poco se va convirtiendo en indispensable para el buen funcionamiento de la oficina y metiéndose de lleno en las investigaciones, hasta convertirse en ‘Blanco letal’ en la socia de Cormoran.

La química que hay entre ambos personajes es innegable, pero Galbraith sabe administrarla a la perfección. Atracción y respeto son las claves de su relación y esto hace que los lectores nos mostremos tan interesados por las vidas personales de la pareja protagonista como de la trama que se nos propone. 

Lo que encontramos en ‘Blanco letal’

A modo de flashbacks, Galbraith nos sitúa justo donde finalizó el anterior libro, ‘El oficio del mal’, para resolver asuntos cruciales en las vidas personales de los protagonistas. Pero la acción de ‘Blanco letal’ da inicio un año después de esos hechos, cuando Strike –ahora convertido en toda una celebridad– recibe la visita de Billy, un joven con problemas mentales.

Entre tics nerviosos y miradas huidizas, el muchacho logra hacerse entender y decir que cuando era niño vio cómo una niña era estrangulada en su presencia y posteriormente enterrada en las tierras en las que vivía con su familia. Pero antes de que Strike consiga hacerle más preguntas, Billy huye de la oficina dejando al detective con bastantes incógnitas en su cabeza.

Pocos días después de esa inesperada visita, Jasper Chiswell, ministro de Cultura, se pone en contacto con la oficina de Strike: dos personas le están haciendo chantaje y para quitárselos encima, pide al detective que investigue si estos tienen algún trapo sucio que ocultar y así poder usar la información como moneda de cambio.

Con el fin de acercarse a uno de los chantajistas, Robin se infiltra en Westminster y se pone a trabajar directamente a las órdenes del ministro. Allí la actividad es frenética debido a que faltan pocos días para la inauguración de los Juegos Olímpicos.

Nuestros protagonistas no podían esperar que ambos casos estarían relacionados.

De J. K. Rowling a Robert Galbraith

Ser la autora que ha vendido más de quinientos millones de libros no es algo al alcance de cualquiera. Por eso, cuando Rowling decidió que Harry Potter ya había dado de sí todo lo que tenía que dar, cambió de registro completamente.

Su primera incursión en el género de novela de adultos, ‘Una vacante imprevista’, recibió opiniones encontradas de los periodistas literarios. Personalmente me parece una ácida crítica a la sociedad con la que Rowling demostró que domina a la perfección tanto la literatura juvenil como la narrativa para todo tipo de público.

Con la serie de Cormoran Strike se pasa al género negro, algo que siempre quiso. No en vano en los libros de Harry Potter el hilo conductor siempre ha ido enfocado al whodunnit (¿quién lo ha hecho?).

Novela policíaca de corte clásico

Si eres un amante de los thrillers trepidantes, esos donde la acción no te da un respiro, probablemente esta no es tu lectura. Galbraith apuesta por todo lo contrario: tramas retorcidas, descripciones exhaustivas y personajes magníficamente construidos que nos van internando en los distintos estratos de la sociedad londinense, de los que la autora airea lo peor que hay en ellos.

He leído opiniones de todo tipo sobre esta cuarta entrega, que van desde “es la mejor de la saga” hasta “es una novela mediocre y demasiado extensa”. Y es que es muy difícil hacer recomendaciones y nadie tiene la verdad absoluta. En cuanto a mi opinión: ‘Blanco letal’ me ha parecido brillante. Rowling tan pronto nos lleva a la Cámara de los Comunes como de manifestación con grupos de la izquierda y antiglobalización. Podemos relacionarnos tanto con la alta sociedad londinense como con aquellos que buscan una habitación compartida por un precio abusivo en la carísima capital del Reino Unido.

Seremos testigos de una investigación retorcida en la que todo acaba encajando. A las dotes de deducción de Strike le sumamos la capacidad de Robin de interpretación que le permite camuflarse donde haga falta. Si hay que poner una pega es que Rowling es algo tramposilla y nos enseña lo que ella quiere y cuando ella quiere, pero eso no es necesariamente algo negativo.

No quiero terminar sin comentar que en junio de 2018, BBC One emitió la primera temporada de la serie de televisión basada en los libros de Galbraith que lleva el título de «Strike». 

Así que ya sabéis, si queréis ver la faceta más policíaca de Rowling, dadle una oportunidad a Cormoran. A mí me ha demostrado que haber vendido tantos ejemplares no ha sido producto de la casualidad sino de un gran saber hacer en este maravilloso arte de contar historias.

 

Marta Pérez

Título original: Lethal White
Título: Blanco letal
Autor: Robert Galbraith
Serie: Cormoran Strike 4
Traducción: Gemma Rovira Ortega
Editorial: Salamandra
Páginas: 752
Fecha de publicación: octubre 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario