Balance 2020 de Paco Atero

Balance 2020

Si tengo que calificar este 2020 en clave lector, solo necesito un adjetivo: demoledor. Por una cosa o por otra han caído decenas de libros en mis manos siendo, este pandémico año, el más prolífico de mis 43 primaveras. Para esta nueva temporada, me he marcado un nuevo reto: leer menos y ser más selectivo en ello.

Es complicado quedarme con tan solo cinco libros del centenar que he devorado, pero —siendo fiel a mis propios gustos y principios literarios— destaco por encima de todos a los que me han follado la mente de una manera sonrojante y abusiva. Aquí van mis lecturas favoritas ordenadas por cronología según han pasado por mis manos:

EUROPA – David Llorente

David es un escritor especial. Tiene un don. Es un despelote el talento que atesora. Como he escuchado sobre su estilo y obra en algún corrillo literario «o te gusta mucho o la detestas»: me confirmo como fiel devoto del autor madrileño. Considero a Llorente un autor referente allá donde se quiera embarcar, tiene un sello propio que lo aleja de cualquier género establecido. Europa es una novela bestial, una historia que azota vilmente tanto al pasado, como al presente o al futuro que nos espera. Una crítica mordaz que no deja títere con cabeza… Bueno, mejor no hablar de partes del cuerpo. Si leemos esta obra como negra, para mí ha sido la mejor del año en el ámbito nacional. Genio, David Llorente.

EL DIABLO A TODAS HORAS – Donald Ray Pollock

Si hay un lugar y un momento histórico que más me motiva últimamente en mis lecturas, ello se refleja perfectamente en El diablo a todas horas. Los tormentos de aquellos que sobreviven a las guerras son espeluznantes y, unidos a un contexto social muy cerrado como donde transcurre la historia, deja como resultado una maravilla. Hardbolied tarantiniano donde prima la violencia, la sangre, la venganza, la redención, etc. Ubicado en el corazón de Ohio, pasan muchas cosas en este relato gótico sureño. Descomunal Donald Ray Pollock.

NOCHE CERRADA – Chris Offutt

Me encuentro en tesituras parecidas que con la recomendación anterior. Chris Offutt logra sacar de mis adentros el redneck que llevo escondido (venga, vale, que no me flipe tanto, ya). Kentucky, década de 1950, el joven Tucker tiene ante sí el reto de defender, hasta la muerte si es necesario, el honor de su familia. Mi primer contacto con la obra de Chris Offutt no puede haber sido mejor. La colección Al margen de Sajalín Editores no deja de sumar joyas literarias. Noche cerrada es sublime.

DESNUDO DE GARDEN HILLS – Harry Crews

En pleno proceso de leer la obra de Harry Crews me he topado con una de las últimas publicaciones de los compadres de Dirty Works: Desnudo en Garden Hills. Por mucho que lo intente, paso de calificar la bibliografía del autor norteamericano, es simple y tremendamente espectacular. Tan solo un genio puede crear los mundos que se dan lugar en sus novelas, tanto los maravillosos escenarios como sus eternos personajes. Por justificarlo de alguna manera, podría apostar cualquiera de mis tierras (a pesar de carecer de ellas) a que Crews escribía mientras lo flipaba en otra dimensión, es algo soberbio. Y si os pica el gusanillo, leed esta que fue su opera prima y me contáis. Me encantaría ir al mirador de Reclamation Park para observar con lujuria lo que se cuece en Garden Hills, con Fat Man a la cabeza de un elenco inimaginable de personajes monumentales. Imprescindible Harry Crews.

EL ÚLTIMO BESO – James Crumley

He tardado siglos en leer una novela que está considerada como una de las mejores en la historia del género. Me da mucho respeto atacar estas lecturas, no vaya a ser que no logre considerarlas como tal y entonces ver que tengo más de un problema. No ha sido el caso. Según mi opinión, esta obra de Crumley es la novela negra perfecta, una obra maestra inconmensurable donde me he encontrado todo aquello que necesito para culminar mis deseos como lector. Los personajes, el contexto, la trama, el ritmo, el protagonista, la mujer fatal, el final… Un goce total y absoluto. Eterno El último beso de James Crumley.

más recomendaciones

No quiero dejar de destacar: Enero sangriento (Alan Parks), A lo lejos (Hernán Díaz), Cualquier otro día (Dennis Lehane), Humo (Adrián Magro de la Torre), En la casa vacía (Juan Barea), El sonido de tu cabello (Juan Ramón Biedma), El mar de octubre (Francisco Silvera), Como leones (Brian Panowich) Sol de sangre (Jo Nesbo), El frío de la muerte (John Connolly), Trabajo sucio (Larry Brown), El salto de la araña (Graziella Moreno), Un policía del sur (John McMahon), Celda de aislamiento (Albert Woodfox), Snuff (Ivan Mourin), El manifiesto redneck rojo (Crowder, Forrester y Morgan), Pánico al amanecer (Kenneth Cook), El cantante de gospel (Harry Crews)… y paro porque no tengo freno.

Os deseo un 2021 cargado, hasta las trancas, de buenas lecturas.

Dadle duro.

 

Paco Atero

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.