Balance 2019 de Paco Atero

Paco

Adiós 2019, adiós a un año lector inmejorable. Cierro el ejercicio con una nota sobresaliente en cuanto a mi año alrededor de los libros. Si el 2018 lo daba por increíble, este lo iguala o hasta supera. No sé si en cantidad de novelas leídas, es posible, pero sobre todo en lo que me ha aportado Negra y Mortal y todo su entorno.

literatura de calidad

carvalho

Empezaba el 2019 leyendo a Carlos Zanón y su Pepe Carvalho, y con ello sabía que el año apuntaba alto. ‘Problemas de identidad’ ha sido de las mejores novelas negras, y lecturas en general, que han pasado por mis manos en este periodo. He disfrutado como un enano del producto nacional, la nueva aventura de Víctor del Árbol en Uganda con ‘Antes de los años terribles’ es una lectura que tardaré olvidar. La historia de Isaías Yoweri –el negro de las bicicletas– culminada por la maravillosa prosa de escritor catalán la voy a recomendar por activa y por pasiva.

soledad

Mención especial también para otro autor de la tierra: Carlos Bassas indaga en el rincón más sórdido del ser humano en ‘Soledad’. Una novela negra de antología donde el dolor, la angustia y la derrota no dejan espacio para nada más. Una muerte prematura es la punta del iceberg de una tragedia amenazante que dormita escondida. Carlos ha declarado que seguirá por esa línea literaria y yo soy de los que se congratulan.


grandes descubrimientos
la verdad más profunda

Saliendo de nuestras fronteras he podido llenar las alforjas de lecturas de gran calidad. A principios de año tuve el placer de leer algo negro negro que publicó la Serie Negra de RBA: ‘La verdad más profunda’, de Michael Koryta. Un entramado psicológico a la vez que perturbador que hará que disfrutemos de todas y cada una de sus páginas.

la muerte del pequeño shug

Una novela recomendada por una amiga negrota consiguió hurgar en mi fondo más sórdido: ‘La muerte del pequeño Shug’, Daniel Woodrell, es otra de esas lecturas que pueden llegar a destrozarte por dentro. Una historia aterradora que nos muestra, una vez más, lo vil que puede llegar a ser el ser humano.


sir john connolly

El invierno del lobo

Un punto y aparte, como no, con mi relación con Charlie Parker y su padre literario John Connolly. Han sido cuatro las novelas que he devorado de la serie del atormentado personaje. El escritor irlandés hace magia con su pluma y cada ocasión que toca abrir un libro suyo es casi como llegar al clímax, casi. Nos acercamos –LizzyDarcy, Boo y Jim Botón– al final del trayecto y lo hago, hablando con propiedad, con mucha angustia.


dirty brothers

festín de serpientes

Este año he tenido el gran placer de conocer a los compadres de Dirty Works, una editorial genuina que edita obras maestras de la literatura sureña de los EE. UU. El moonshine, las serpientes de cascabel, los parques de caravanas y las cabañas inhóspitas (entre otras muchas cosas) se han convertido en mi zona de recreo habitual. Me considero ya un loco enfermo de la editorial que bebe de los Apalaches… Bueno, y de las birras que se crujen Nacho y Javier. Son cuatro las novelas leídas de la sucia editorial, por destacar alguna que sea la primera que hice: ‘El hogar eterno’ de William Gay. Una obra descomunal de un autor recluido en su cabaña en un momento de la vida que decidió que era para él, para ponerse a escribir. Se sacó de la manga una novela cruda y oscura en la que implanta a fuego sus raíces. Un MUST.

siete miedos

Si hay otra religión literaria con la que he comulgado ha sido con la que practica Sajalín Editores. Títulos como ‘La ley de Carter’, ‘Un día más en el paraíso’ o ‘Siete miedos’ confirman a la editorial catalana como TOP en literatura anglosajona.


horas de felicidad

No era yo muy de volver a escribir un balance anual, y ahora me va a faltar tinta. Son tantas y tantas las horas que he disfrutado leyendo que no acabaría de nombrar todas y cada una de las novelas que han pasado por mis manos. Quiero agradecer todo ese disfrute a sus autores: Stina Jackson, Marc Moreno, Benito Olmo, Jo Nesbø, Ted Lewis, Virginie Despentes, Mireia Vancells, Susana Hernández, Anna Hernández, George Pelecanos, Óscar Montoya, Joe R. Lansdale, Harry Crews, Jack Ketchum, Manuel Vilas, Noelia Lorenzo Pino, Jordi Dausà, Frédéric Dard, J. J. M. Veiga, Susana Rodríguez Lezaun, Eduard Palomares, Paco Gómez Escribano, Alberto Valle, Alexis Ravelo, Paco Bescós, Rafa Melero, Nicolás Ferraro, Christian Guay-Poliquin, Pierre Magnan, Meg Gardiner, David Diop, Ariana Harwicz, Elisabeth Crook, Pablo García Naranjo, Marto Pariente, Ann Pancake, George Pelecanos, Lorenzo Silva, Noemí Trujillo, Salva Alemany, Bonnie McBird, John Connolly, Harlan Coben, Hening Mankell, Arnaldur Indridason, Rosa Ribas, Sabine Hofmann, Walter Mosley, Ildefonso Falcones, Dennis Lehane, Selvedin Avdic, Larry Brown, Fred Vargas, James Ellroy, César Pérez Gellida… GRACIAS


el audiolibro como complemento

desajuste de cuentas

Como novedad he conocido el audiolibro con la firma de Storytel. Un formato de audiolectura ideal para rellenar espacios vacíos del día donde es complicado tener un libro entre las manos. La comunión entre autores y narradores es muy importante y los resultados son muy buenos. También es una manera de leer esos libros que siempre has querido conocer y por incompatibilidad temporal es imposible. Como grandes ejemplos me gustaría nombrar a Benito Olmo con su ‘Desajuste de cuentas’, César Pérez Gellida con ‘Kodiak’, la descomunal historia de ‘Kira’ de David Llorente o mi eterna deuda con Jo Nesbø y Harry Hole.

kodiak


l’associació nym

No solo de lecturas me he nutrido este año, también de lo que ha surgido de ellas. Y es que no hay que olvidar nunca de donde llega todo, de los libros. Difundir la lectura y fomentar el hábito a todo tu entorno y dejar de ser considerados una especie rara en vías de extinción. Gracias a ello surgió l’Associació Negra y Mortal, la primera piedra de una entidad cultural con grandísimos proyectos en su haber: Club de lectura, jornadas literarias, sección de radio y muchas más cosas que están a la vuelta de la esquina. La experiencia de poder dar dos premios literarios ha sido descomunal, lo que se apilaba en sueños se ha hecho realidad a base de trabajo y constancia. Y pasión por la lectura.

Associació

Mis respetos y reconocimiento para los autores de las dos novelas ganadoras:

  • I Premio NyM: ‘Cuando gritan los muertos’ de Paco Gómez Escribano
  • II Premio NyM: ‘Los señores del humo’ de Claudio Cerdán

Paco y Claudio son unos artistas y he disfrutado como un enano tanto con la banda de Canillejas como con la conmensurable historia escrita por el yeclano.

Este año he tenido la suerte de vivir como experiencia el participar de manera activa en una mesa de debate en un festival literario. Los amigos cartaginenses tuvieron la deferencia de apostar por Negra y Mortal para formar parte de Cartagena Negra 2019. Fue un fin de semana increíble, tanto por el entorno como por la compañía. Muchas gracias amigos, en vuestra casa nos sentimos como en la nuestra.

Quiero agradecer a todos mis compañeros todo lo que he vivido. Y abrochémonos los cinturones porque este 2020 va a ser espectacular.

Os deseo un feliz 2020 cargado de buenas lecturas.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.