Balance 2019 de Marta Pérez

Balance 2019 MartaSiempre que termina un año es bueno echar la vista atrás y analizar un poco lo sucedido en él. En lo que se refiere al ámbito lector me gusta hacer lo mismo, hacer un pequeño balance. Ver cuáles han sido las mejores lecturas del año, las peores, las sorpresas, los autores nuevos que pasan a formar parte de esa lista de favoritos que –afortunadamente– crece sin cesar…

Este año, aparte de analizar los libros leídos, no puedo dejar de hablar de mi paso por Negra y Mortal.

Formar parte del equipo de Negra y Mortal, desde el punto de vista humano, me ha llevado a compartir esta pasión con un puñado de gente de lo más heterogénea. Hablamos de libros, leemos libros, escribimos sobre libros…

No obstante, ser parte de esta familia negra ha significado mucho más. Han sido muchas las actividades que se han puesto en marcha simplemente con la ilusión de la gente. Puede que no se vea, pero detrás de lo que hay en la web, de cada reseña, de cada programa de radio o podcast, de cada Club de Lectura, y no digamos de cada premio otorgado por Negra y Mortal, hay un gran trabajo. Trabajo que se hace con ilusión y desinteresadamente.

Desde el punto de vista lector, tener que escribir una reseña de cada libro que he leído, ha significado: que haya tomado más notas de lo habitual, que me haya informado sobre cada autor que he leído y que haya intentado analizar en más profundidad cada lectura. Esto me ha enriquecido como lectora y en algunos casos, escribir algo más o menos decente me ha supuesto un gran reto.

Así que sí, estoy muy contenta y orgullosa de ser miembro de Negra y Mortal.

En cuanto a lecturas… Han sido tantas y tan variadas que me daría para escribir largo y tendido. Pero no os asustéis, intentaré ser lo más breve posible. Como leo un poco de todo voy a separar por géneros mis mejores lecturas de este año.

Novela histórica

A pesar de que no soy muy aficionada a este género, una buena novela histórica siempre es de agradecer. Este año destaco dos, ambas españolas.

La cocinera de Castamar‘ de Fernando J. Muñez, donde nos trasladaremos a la España del siglo XVIII, en la que la venganza será un plato que se sirva muy frío. Con una cuidada labor de documentación y unos personajes magníficos, ha pasado a formar parte de esas lecturas inolvidables.

Las batallas silenciadas‘ de Nieves Muñoz, un crudo y maravilloso relato de la I Guerra Mundial, dando protagonismo y voz a las mujeres. Este libro, aparte de tener una prosa magnífica, plasma toda la dureza de la guerra y el papel olvidado de aquellas personas que en la retaguardia intentaban aliviar el sufrimiento de los soldados.

Terror

De este género he leído sobre todo varias colecciones de relatos cortos con las que he disfrutado mucho, pero mi mejor lectura terrorífica ha sido ‘El instituto’ de Stephen King. Soy seguidora del autor americano desde hace años y puedo decir que este libro pasará a formar parte de mi top 10 de sus libros… de momento.

Grandes Clásicos de la literatura

Quizá este año he desatendido este género más de lo que quisiera pero aun así me ha deparado grandes momentos leyendo a autores como Wilde, Ellen Wood, Austen… Pero quiero destacar dos títulos.

Deerbrook’, con el que Harriet Martineau nos llevará a la campiña inglesa del siglo XIX y veremos cómo los rumores y prejuicios pueden destruir la vida de cualquiera. ‘El mundo en que vivimos’ de Anthony Trollope, una satírica y afilada crítica a la sociedad inglesa del siglo XIX. Ambas lecturas nos permitirán comprobar que doscientos años después seguimos cometiendo los mismos errores que entonces.

Novela negra

He continuado con sagas que tenía empezadas y que me siguen haciendo disfrutar increíblemente, como la de Harry Hole o el inspector Jaritos. Pero quiero destacar por encima de todos la saga firmada por John Connolly.

Cuatro han sido los libros que he leído de la serie protagonizada por Charlie Parker. Con un estilo narrativo impecable, unas historias al alcance de muy pocos autores y unos personajes de los que no se olvidan, el escritor irlandés se ha convertido en uno de mis autores predilectos.

El caso Hartung’ de Søren Sveistrup resultó una agradable sorpresa a principios de año, un thriller adictivo, una trama sólida y capítulos cortos que dan dinamismo a la novela han hecho que pase a formar parte de mis grandes lecturas este 2019.

En cuanto a la producción española quiero destacar ‘Belleza roja’ de Arantza Portabales. Una historia de “espacio cerrado” al más puro estilo de Agatha Christie, pero con una cuidada puesta en escena y un estilo narrativo impecable.

Fantasía

He dejado para el final el género que más alegrías me ha dado este año: la fantasía. Sé que es un género que tiene más detractores que defensores, pero os puedo asegurar que la literatura de calidad no entiende de géneros.

En ámbito español voy a mencionar dos libros que los incluyo en este apartado pero son una mezcla de estilos: noir, fantasía, distopía… Ambos son difíciles de catalogar pero desprenden originalidad y calidad. ‘Donde siempre es medianoche’ de Luis Artigue y ‘El cielo bajo el suelo’ de Fernando Ángel Moreno y Gabriel Díaz. Dos arriesgadas apuestas de sus autores que me han dejado un poso muy agradable.

He dicho “hasta pronto” a Harry Dresden. ‘Skin game’ de Jim Butcher, es hasta ahora, la última novela publicada de la saga, aunque parece que el autor está terminando de escribir la que será la próxima entrega con el mago de protagonista. Con Dresden he pasado durante los últimos años grandes momentos, compartidos con mi gran compañera de equipo María García.

Este año me ha deparado dos sorpresas muy, muy positivas. La primera ha sido Jay Kristoff y sus “Crónicas de la Nuncanoche”. ‘Nuncanoche’ y ‘Tumba de dioses’ los dos primeros volúmenes de la trilogía protagonizada por Mia Corvere que ya se ha convertido en una de mis favoritas, los devoré a principios de año. Por desgracia, acabo de enterarme –con bastante disgusto– que la tercera y última parte, que se acaba de publicar ya en otros países, de momento no verá la luz en España. Decisión desacertada, según mi opinión, de la editorial. Así que habrá que leerla en inglés, porque tengo que saber sí o sí, cómo acaba.

Y por último tengo que hablar de N.K. Jemisin, autora de la que he leído cuatro libros este año y a todos les he dado la máxima puntuación. ‘La quinta estación’, ‘El portal de los obeliscos’, ‘El cielo de piedra’ y ‘La ciudad que nació grandiosa’, han sido las joyas que han hecho que Jemisin para mí se convierta en una autora de cabecera, una imprescindible. Tramas originales, crítica social y una narrativa exquisita hacen que todos sus libros sean un deleite para los sentidos.

Y esto es todo, siento haberme extendido pero condensar un año entero de historias, aventuras y sensaciones en unas pocas líneas no es tarea fácil.

¡Feliz 2020 y felices lecturas a todos!

Marta Pérez

No hay comentarios

Deja tu comentario