Balance 2019 de María García

balance mariki 2

Llegan estas fechas y es inevitable echar la vista atrás y hacer balance de lo que ha sido el año, de ver si se han cumplido los objetivos marcados al comerte la última uva en la última campanada del recién estrenado año.

Llevo algún tiempo realizando dos retos lectores. El primero es el número de libros leídos, que suelo aumentar la cifra poco a poco cada año. Este año lo he superado con creces y casi que ni me he dado cuenta. Con mi otro reto, en 2019 he fracasado estrepitosamente, pero no lo lamento nada. He fracasado porque llegué aquí, a Negra y Mortal, y se me abrió un mundo nuevo y tan cautivador que me olvidé de mis retos personales y los dejé de lado. Entré a formar parte de la familia Negra y Mortal en mayo, 8 meses llevo aquí, y creedme si digo que me parece que fue ayer.

Si alguien tiene curiosidad, este segundo reto del que hablo consiste en leer como mínimo una novela de una lista de géneros diferentes y variados. Me lo propuse para motivarme a leer un poco de todo, y poder descubrir obras que se salgan un poco de mi zona de confort. De los 16 géneros que aparecen, este año he llegado a leer 12. No he cumplido con el propósito que me planteé a principios de 2019, pero no lo cambio en absoluto por todo lo que he vivido, aprendido y evolucionado gracias a esta web. Y como me ponga a hablar de mis compañeros, me voy a poner sentimental (que una al parecer tiene cierta fama) y seguro que me pillan las próximas uvas y yo todavía escribiendo por aquí. Todos y cada uno de ellos me han aportado algo, así que gracias, chicos, gracias por dejarme ser parte de esta familia. Gracias a Paco Atero, el artífice de todo esto, por liarme en esta aventura.

Hablemos de libros, que para eso estamos aquí. No sé muy bien cómo enfocar este artículo, así que creo que señalaré mis obras indispensables de este 2019, sin orden ni concierto, tan solo como me vengan a la mente. Sin embargo, y prometo que es lo último que digo antes de poner la lista, voy a mencionar una nueva forma de llegar a la lectura a la que me he aficionado este año. Me refiero a los audiolibros. De vez en cuando he usado este formato, pero no de forma asidua, por diferentes motivos. Pero desde que descubrí Storytel, me he vuelto adicta a ellos. Me resulta ya indispensable cuando tengo que realizar tareas monótonas, haciendo ejercicio o simplemente si tengo que ir de un lado a otro.

Y ahora sí, esta es la lista de mis favoritos de 2019.

montaje balance mariki

‘Skin Game’, Jim Butcher. Las aventuras de Harry Dresden no dejan indiferente a nadie. Ya son 15 novelas acompañando al mago/detective más atareado de Chicago y se ha vuelto mi indispensable en el mundo de la fantasía. Gran parte de la saga la he leído junto con mi compañera Marta Pérez, y eso las hace aún más divertidas. Hace ya un año que leímos el último publicado en español. Ya se le echa de menos.

‘Nuncanoche’ y ‘Tumba de dioses’, Jay Kristoff. Creo que este autor y su trilogía han sido mi descubrimiento de 2019. El mundo de Mia Corvere creado por Kristoff es fantasía pura. Sin embargo, despedimos el año con una triste noticia, y es que la editorial ha decidido no publicar la tercera y decisiva parte en castellano. Habrá que echar mano de la versión original, pero espero que cambien de opinión y se decidan a publicarla en nuestro idioma.

‘La princesa prometida’, William Goldman. Fue una relectura en versión original y creo que lo ha disfrutado incluso más que mi primera vez. Es una de estas historias que lo tiene todo: aventuras, romance, humor, tensión, fantasía, muertes… Pienso que es un libro que abarca tantos géneros que es imposible encontrar a alguien que no le guste.

‘Steelheart’ y ‘Firefight’, Brandon Sanderson. Sanderson es un indispensable de la literatura fantástica. Todo lo que llega a mis manos de este autor me encanta. Con la trilogía de The Reckoners tenemos una literatura algo más juvenil, pero no nos equivoquemos, tiene el sello característico de Brandon y hará las delicias de todo aquel que se adentre en el mundo de los Épicos. Pronto concluiré con la trilogía. Estad atentos.

‘Olvida mi nombre’, Zerocalcare. Sin duda, una de las joyitas de 2019. Esta novela gráfica desprende ternura, historia, recuerdos. Un canto a la vida y a la memoria de aquellos que ya no están entre nosotros, al duelo y al crecimiento personal. Es un libro para disfrutar página a página, viñeta a viñeta. Es una lástima que existan tantos prejuicios respecto a los cómics o novelas gráficas, nos podemos perder tesoros como este.

’13’, Steve Cavanagh. No me olvido del misterio, y ’13’ ha sido una de mis sorpresas del año. Y lo ha sido porque es un thriller legal un tanto fuera de lo común ya que desde la primera página sabemos que el culpable no está en el banquillo de los acusados. Comienza una carrera contrarreloj para intentar demostrar su inocencia y encontrar al verdadero asesino. Decir que es adictiva es quedarse corto.

‘Rivales de día, amantes de noche’, ‘Ódiame de día, ámame de noche’, Nieves Hidalgo. Una también tiene su corazoncito y novelas así hacen que se llene un poquito más. La dulzura y erotismo que transmite Nieves con sus novelas hacen que devore sus páginas casi de una sentada. La trilogía Un romance en Londres se completará en febrero y ya estoy deseando que llegue el momento para cerrar el ciclo.

‘Los archivos de Van Helsing’, Xavier R. Fernández. El terror también tiene cabida en mis lecturas del año y Xavier Fernández me ha causado una grata sorpresa. En su libro, aúna gran parte de la mitología vampírica presente en el universo literario, junto con otros personajes reales de la historia tales como Hitler, la reina Victoria o Napoleón, entre muchos otros. Una lectura obligada para todo fan de Drácula.

‘Todo lo que muere’, John Connolly. No me quiero despedir sin hablar de novela negra. Conocía a Connolly por dos de sus otros libros, pero no por su personaje más conocido, Charlie Parker. Hay tantos amantes de este detective en Negra y Mortal que es casi un deber para mí proseguir con esta saga. Ya tengo mi primer propósito del año.

Con esto termino y ya solo me queda añadir:

¡Felices lecturas!

María García

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.