Bajo cero – David Koepp

bajo cero

Descienden las temperaturas por estos lares y qué mejor plan que coger la mantita y zambullirse en ‘Bajo cero’, de David Koepp (Wisconsin, 1963), un thriller terrorífico a la vez que divertido, publicado por HarperCollins casi al mismo tiempo que en su versión original.

Cuando antes de abrir el libro leí que el autor es guionista de películas como Jurassic Park, Spiderman o Misión Imposible, fue inevitable imaginarse que la historia estaría llena de acción, intriga y suspense. Y no me ha defraudado.

UNA HISTORIA DE PELÍCULA

En diciembre de 1987, el americano Roberto Díaz, un agente de una organización secreta del Pentágono, tiene que acudir a la llamada de alerta de un posible ataque bioquímico cerca de un pueblecito casi desértico al oeste de Australia. El panorama que se encuentra junto con su compañera Trini Romano es aterrador: un hongo con un poder de destrucción indescriptible y con una velocidad de mutación que se puede ver a simple vista está arrasando con todo. A duras penas logran contener la epidemia y lo poco que queda del hongo es criogenizado y trasportado a Kansas, almacenándolo de por vida en una de las instalaciones más protegidas de Estados Unidos.

Era tan secreta la misión que solo un puñado de gente tenía conocimiento de ella. Con el paso del tiempo, estas instalaciones son vendidas a una empresa de almacenamiento y nadie recuerda la existencia de dicho hongo maquiavélico. Con Díaz ya entrado en los 60 y disfrutando de su jubilación, treinta años después de su captura, el hongo despierta de su letargo y prosigue con su labor de propagación mundial. En su camino solo se interpondrán los dos trabajadores de los trasteros de almacenamiento, Teacake –un exconvicto reincorporado recientemente a la sociedad–, Naomi –madre soltera de una niña pequeña– y el propio Díaz.

MIEDO Y HUMOR A PARTES IGUALES

‘Bajo cero’ cuenta con pocos personajes, pero cada uno de ellos con una personalidad muy diferente y quizá algo estereotipados, aunque todos presentan unos matices que hacen que te sorprendan. Eso sin contar con el papel personificado del hongo, lo que nos llevará a seguir sus pasos y conocer sus inquietudes y motivaciones como si se tratase de un protagonista más.

David Koepp consigue un balance perfecto entre terror y comedia. La parte más cómica corre principalmente a cargo de Teacake, que ya con el mote lo dice todo, o la inclusión de escenas desternillantes como la del ciervo en el ascensor. Simplemente genial. Por otro lado, el autor logra ese punto de pavor al hacer que el lector se imagine un escenario como el que se nos presenta en el libro. Y sinceramente, no creo que la línea que separa la ficción y la realidad en este caso sea muy gruesa.

Contando con un gran currículo como guionista de grandes películas y tocando prácticamente todos los géneros cinematográficos, la intrusión de Koepp en el mundo de las letras ha sido de la mano del suspense y la ciencia ficción. Este autor está llamado a ser el heredero de Michael Crichton. No le pierdan la pista.

María García

Título original: Cold Storage
Título: Bajo cero
Autor: David Koepp
Traducción: Victoria Horrillo Ledesma
Editorial: HarperCollins
Páginas: 301
Fecha de publicación: septiembre 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario