Antes de los años terribles – Víctor del Árbol

Antes de los años terribles – Víctor del Árbol

antes de los años terribles

El regreso a Uganda de Isaías Yoweri pondrá a prueba la firmeza de nuestro corazón. Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) escribe ‘Antes de los años terribles’ (Ediciones Destino), una novela trágica y a la vez maravillosa.

LA NOSTALGIA DE LA INFANCIA

Para los que ya tenemos una edad, mirar al pasado es un deporte de riesgo. Echar la vista atrás a esos años felices donde la inocencia era la nota predominante, tirar de memoria para percibir olores y colores de antaño… Treinta años atrás no había sitio para la actual tecnología del siglo XXI, el mayor temor era el de perder el menor número posible de canicas jugando al guá. Bueno, y que no te robaran la bicicleta los gitanos de enfrente.

Olores maternales, aromas de la cocina de la abuela, así como de la colonia del abuelo. Unos años irrepetibles y que dejamos en el olvido inmersos en nuestros problemas cotidianos.
Sin teléfonos móviles, la llamada a la mesa era mediante el chillido de la inconfundible voz de tu madre por el balcón. Amigos (y enemigos) de barrio con los que sellabas pactos de sangre que parecían para el resto de la eternidad.

Mirar aquellos maravillosos años donde la corta edad te hacía invidente a los problemas de antaño, la infancia te hace inmune a los dolores de cabeza de los mayores, a los conflictos más allá de tu barrio.
La nostalgia de una infancia feliz.

Esto es lo que me ha hecho sentir y recordar Víctor del Árbol en las primeras páginas de ‘Antes de los años terribles’. Unas sensaciones que cayeron por su propio peso al seguir pasando páginas y conocer al Negro de las bicicletas.

EL NEGRO DE LAS BICICLETAS

Isaías Yoweri es un inmigrante africano de 36 años que regenta un taller de reparaciones de bicicletas clásicas en Barcelona. Vive en un apartamento encima del taller, con Lucía, una mujer catalana mayor que él y en estado de buena esperanza. El ugandés sobrevive.

Emmanuel K, un viejo conocido, aparece en una tarde lluviosa en el taller de Isaías, recién llegado de Kampala por un asunto diplomático. La visita siembra la semilla de esta novela, Emmanuel K ofrece a Yoweri volver a Uganda para participar en unas conferencias sobre la reconciliación histórica de su país. Yoweri accede y vuelve al país africano 20 años después de su huida, regresa a una tierra de tormentos buscando matar los fantasmas que le roban el sueño.
El viaje lo hace junto a su pareja Lucía, una mujer que desconoce las raíces de su pareja, el origen de sus temores y pesadillas nocturnas. Nos abocamos a una travesía hacia el terror más absoluto.

EL TERROR MÁS ABSOLUTO

“Antes de los años terribles, yo era un niño feliz. Por supuesto, entonces no lo habría dicho de esa manera; la felicidad no se explicaba, nadie me preguntaba al despertar si era feliz, ni yo habría sabido qué responder a una pregunta tan extraña. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol.”

Emprendemos un viaje contando en primera persona en capítulos, alternando dos líneas temporales: 1992-1994, momento en el cual nuestro protagonista de 12 años nos cuenta su infancia, sus sueños, su amor, su familia y cómo y por qué todo cambió; y 2016, relato de los 31 días que duró su regreso a Uganda. Un país donde el pasado siempre es el presente.

Yoweri nació en un poblado anónimo que no consta en los mapas. A sus 12 años, preocupado por esas fechas, y casi de forma exclusiva, en la atención que le pueda prestar su amiga y amada Lawino. Esa prioridad era compartida con el cariño y protección que dedicaba a su hermano pequeño, Joel.
Llegaremos a confraternizar con la vida en el polvoriento y seco mundo feliz en el que vive Isaías. Todo hasta un día, aquel en el que Yoweri y Lawino descubren el cadáver de un hombre calcinado. Esa fue la chispa que prendió la mecha de una bomba que estalló en la vida de miles de niños africanos: Joseph Kony, el demonio.

JOSEPH KONY, EL DEMONIO

Joseph Kony es el líder religioso al mando de la LRA (Ejército de Resistencia del Señor, en inglés), la guerrilla de niños fanáticos, arrancados y secuestrados de sus familias de la manera más cruel. Kony es un personaje endemoniado, un asesino despiadado que sembró el terror en los poblados ugandeses durante lustros.
Una figura rodeada de un séquito abominable donde la combinación de armas, violencia y brujería conforma un brebaje mortal para unos niños que pasan de jugar entre ellos a enfundar armas de fuego siendo entrenados para imponer el dolor al prójimo.

Se contaron más de 66.000 niños los secuestrados en la década de los 90 por la guerrilla del LRA y se calcula que el conflicto generó cerca de 1,8 millones de desplazados. Hasta 2005, Joseph Kony, no fue catalogado como criminal de guerra. Dejando un panorama desolador.

UN PANORAMA DESOLADOR

La novela, que edita Destino, ha logrado llevarme a mis extremos como lector, logrando hacerme derramar más de una lágrima. Un historia, la de Isaías Yoweri, que quizás no tengamos tan lejos. Inmigrantes anónimos e invisibles para nosotros, los europeos, que son etiquetados como los negros del top-manta o los negros del campo de cultivo.

Vivimos entre una sociedad ágil en colgarse distintivos solidarios en RRSS cuando ocurre alguna catástrofe mediática, pero que rehuye de la solidaridad al más necesitado por tan solo el color de su piel o de su país de origen.

Todo toque de atención a favor de un gesto humanitario es siempre una esperanza para millones de vidas truncadas. Es necesario conocer y descubrir historias como ‘Antes de los años terribles’, y poder leerlo en negro sobre blanco.

EN NEGRO SOBRE BLANCO

Víctor del Árbol afronta un tema que me ha puesto la piel de gallina durante todas y cada una de las horas que he gozado de su lectura. El escritor catalán apabulla con una prosa exquisita. Durante algún capítulo, la utilización de la narración en segunda persona (a través de Yoweri) supone una demostración del perfecto dominio literario que posee. Este ex mosso d’Esquadra ha sido premiado en multitud de ocasiones a lo largo de su vida como escritor, logrando como último colofón el Premio Nadal de Novela en 2016 con ‘La víspera de casi todo’.

En sus novelas, viajaremos por todo el globo terráqueo: Siberia en ‘Un millón de gotas’, A Costa da Morte en ‘La víspera de casi todo’, Malmö en ‘Por encima de la lluvia’ y Uganda en ‘Antes de los años terribles’.

El mismo autor viene de una familia de inmigrantes, podemos encontrar entrevistas donde desvela una infancia dura, plagada de mudanzas y con el recuerdo de deambular, junto a sus hermanos y sus padres, por las calles con el colchón debajo del brazo.

Haceos un favor, un gran favor, y leed esta magnífica novela.

 

Paco Atero

Título: Antes de los años terribles
Autor: Víctor del Árbol
Editorial: Ediciones Destino
Páginas: 464
Fecha de publicación: mayo 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario