Agnes – Javier Peña

Agnes - Javier Peña

Hace apenas unas semanas aterrizó en las librerías Agnes, la segunda novela de Javier Peña (A Coruña, 1979), muy esperada por aquellos que disfrutamos de su novela-puzle, Infelices. Su ópera prima se publicó en 2019, cuando se estrenó en el catálogo de Blackie Books entrando por la puerta grande. Supongo que cuando una primera obra obtiene el beneplácito de tanta gente, la segunda tiene que provocarle al autor un vértigo mayor que el del estreno. Pero eso solo te pasa si dejas el listón alto, si no vas modo suicida. En mi opinión, Agnes mantiene el nivel de Infelices, así que: enhorabuena a los premiados.

Agnes Romaní y Luis Foret

Agnes Romaní, periodista, ha recibido el encargo de escribir la biografía de Luis Foret, un escritor de novela negra tan exitoso como misterioso: nadie sabe quién es, nadie le pone cara. Para Foret ha llegado el momento de retirarse, cosa que hará tras publicar su próximo y último libro: sus memorias, de la mano de Agnes. Ella, que se ha leído todas sus novelas, ansía conocer (primero) y desenmascarar (después) a su idolatrado autor. El contacto (o enfrentamiento, más bien) que mantienen ambos se realiza exclusivamente por correo electrónico, medio por el cual Foret le irá revelando algunos capítulos de su vida; una vida que no se sabe si es la suya o la de las mujeres con las que mantuvo contacto.

Pero, fijaos qué mala suerte, ¡mujer que trata, mujer que muere!

No estamos ante una novela lineal, escrita en tercera o primera persona, no. Sin llegar a construir un prisma tan complejo como el que el autor planteaba en Infelices —cosa que algunos lectores agradecerán—, la historia se narra por medio de diferentes voces. Por un lado, están los relatos de la vida de: «El hombre que sería Luis Foret»; por otro, los intercambios de correo —la relación epistolar—  entre Agnes y él; y por último, el diario de la propia Agnes.

Misterio, escenas de cine, retranca y escritura

A Javier Peña no le pidas que te narre la historia en orden —plano secuencia— desde un único punto de vista, porque no, visto lo visto: no va con él. La forma en que dosifica la información y juega con el tiempo y la perspectiva consiguen mantenerte amarrada a cada capítulo. Difícilmente sitúes el marcapáginas a mitad de alguno, salvo que se te vaya a quemar la comida o tengas que bajar a cambiar el ticket de aparcamiento.

Otro de los atractivos de este libro es que, al ser Luis Foret un escritor de gran éxito, es lógico que uno de los temas que más protagonismo tenga sea dicho oficio. Si a este le añadimos las muchas dosis de humor que contiene el texto, el divertimento está asegurado para quienes nos interesa esto de las letras. Encontraréis momentos cómicos para todos los públicos (como los que ofrecen personajes como el policía o la madre de Agnes) y otros más irónicos y negros, haciendo alarde de la conocida retranca gallega. Guasa no le falta.

Infelices, Agnes… Y lo que vendrá

He disfrutado mucho Agnes, no sé si más que Infelices o no (me parecen muy diferentes), pero desde luego esta segunda novela me parece más accesible para cualquier perfil de lector. Enseguida te familiarizas con los dos protagonistas, y el resto de personajes (parejas de Foret, entorno de Agnes y algunas apariciones breves bastante peculiares) no tienen desperdicio.

Oculto en esta obra existe un gran misterio (¿quién es Luis Foret?), pero a lo largo de la trama surgen muchas otras intrigas que el autor irá resolviendo cuando y como quiere. Se trata de una novela muy bien construida donde los diferentes hilos sueltos de la historia terminan formando un milimétrico encaje de bolillos.

Como no estamos aquí para destriparle el libro a nadie, solo me quedaría decir: y entonces, ¿para cuándo la tercera?

«La peor mentira que se puede contar: una verdad a medias, una verdad manipulada.
[…] Esa que has dicho es una excelente definición de lo que es una novela».

 

Rocío Palomino

Título: Agnes
Autor: Javier Peña
Editorial: Blackie Books
Páginas: 288
Fecha de publicación: septiembre 2021

 

 

No hay comentarios

Deja tu comentario