A salvo – S. K. Barnett

A salvo

Una vez más en estos últimos meses, nos encontramos con una novela escrita bajo seudónimo: A Salvo, opera prima de S. K. Barnett aunque no el primer libro de su autor: James Siegel (Nueva York, 1954), cuya anterior obra fue llevada al cine con Clive Owen y Jennifer Aniston como protagonistas.

UNA DESAPARICIÓN Y MUCHOS INTERROGANTES

Hace algo más de una década, Jenny Kristal se esfumó. Tenía seis años e iba a casa de una amiga. Pero nunca llegó. Sus padres y todo el vecindario se esmeraron en buscarla: medios de comunicación, carteles, detectives privados, etc. Nada. Ni una pista fiable. Sin embargo, la vida sigue. Debe seguir.

De repente, un buen día una joven con la mayoría de edad recién cumplida aparece en el pueblo y afirma ser la pequeña del clan Kristal. Su familia no se lo puede creer. Después de tanto tiempo, toda esperanza había desaparecido. Pero tras la sorpresa y un arduo interrogatorio en el que ella responde sin titubeos a las preguntas y aporta recuerdos como prueba de su identidad, todo el mundo la acoge con los brazos abiertos.

Bueno, todos menos Ben, su hermano mayor…

¿VÍCTIMA O IMPOSTORA?

Durante la primera parte del libro, veremos cómo Jenny es sometida a una serie de «trampas» por parte de su consanguíneo, quien está muy (¿demasiado?) convencido de que esa chica no es quien dice ser.

Pero Ben es un chico problemático, con un pasado algo inquietante, y prácticamente nadie le cree ni hace caso a sus sospechas. La familia vuelve a estar unida y completa y no puede haber nada mejor para ellos.

No obstante, muchas cosas nos harán sospechar de que algo no cuadra. Y no solo por parte del primogénito, sino también de los progenitores.

CONTAR SIN SPOILEAR

Es difícil hacer una reseña de esta novela sin destripar su contenido. Así que hasta aquí mi resumen de la trama. Prefiero no seguir y exponerme a decir algo que tendría que haber callado. Por tanto, si alguien quiere saber más, que la lea (véase aquí un movimiento de cejas al estilo Tom Selleck en Magnum).

En A salvo, su autor intercala la primera y la tercera persona como narrador, lo cual nos facilita entrar en la obra. Con capítulos de una extensión moderada, el ritmo es perfecto para un thriller de este tipo en el que no dejarás de dudar ni un momento. Bien es cierto que hay cosas predecibles (como mínimo para mi retorcida mente), pero no por ello perderemos el interés en su lectura.

A pesar de los ya tan mascados clichés de «no te fíes de nadie» o «no todo es lo que parece», y de que ―a mi parecer― le sobran las últimas páginas, es un buen libro, muy entretenido, que hará que acabes posicionándote del lado de quien, a priori y empatizando con la figura de esas personas que han perdido a un ser querido, tal vez no deberías.

Los secretos, la manipulación, la hipocresía o el chantaje emocional son cosas que existen en la gran mayoría de las familias. Cada cual tiene la suya y lo sabrá mejor que nadie. Creemos conocernos a la perfección. Yo, por ejemplo, escribiendo estas líneas, en mi casa, al lado de los míos, me siento segura. Pero, ¿estoy realmente a salvo? ¿Y tú? ¿Y qué me dices de Jenny Kristal?

 

Marta Cañigueral Ayllón

Título original: Safe
Título: A salvo
Autor: S. K. Barnett
Traducción: Maia Figueroa Evans
Editorial: Planeta
Páginas: 384
Fecha de publicación: octubre 2020  

No hay comentarios

Deja tu comentario