1794 – Niklas Natt Och Dag

1794

Las estaciones se suceden en la ciudad entre puentes. Invierno, verano, primavera, otoño. El tiempo en 1794 transcurre muy deprisa para algunos y muy despacio para otros. Estocolmo es una ciudad oscura, hedionda e inmisericorde con los que no tienen nada. Un lugar donde al nacer ya estás marcado: verdugo o víctima. Una ciudad que supura vileza moral. Niklas Natt Och Dag (Estocolmo, 1979) quiere seguir cosechando, con esta nueva novela, los éxitos que ya tuvo con 1793.

DEL CARIBE…

La vida es, casi siempre, tan exigua que no tiene ningún valor en la capital de Suecia a finales del siglo XVIII. Por eso, sus habitantes exprimen cada minuto de ella. La ciudad nunca duerme. Los borrachos y las prostitutas que han vencido a la noche se encuentran con los que, al alba, van a realizar su trabajo diario. Todos ellos se cruzan con aquellos que no han tenido un humilde refugio en el que descansar.

Pero no es en Estocolmo donde comienza 1794, sino en las cálidas tierras del Caribe. En concreto, en la isla de San Bartolomé. Ese es el destino que el señor de la hacienda Tres Rosas le ha preparado a su joven hijo Erik, aún un niño de 15 años. El motivo de este temporal destierro es que desista de casarse con la hija de un arrendatario de sus tierras: Linnea Charlotta. 

…A ESTOCOLMO

Al cabo de un tiempo, Erik regresa a Suecia. Entonces, su camino se cruzará con el de Mickel Cardell. El enorme y bravo policía sigue ahí. Con su mismo mal humor y su mismo sentido de la responsabilidad. Encontrará un nuevo enemigo, un villano cruel que no vacilará en procurar el máximo dolor posible. En definitiva, un maestro del sadismo.

El concepto de la justicia que tiene Cardell destaca en un mundo en el que la única ley es la fuerza. No hay lugar para la compasión. El vulnerable muere, el violento vence. Sin embargo, no es una lucha entre poderosos y oprimidos. Por el contrario, se trata de una guerra sin cuartel entre los que nada tienen y los que que están muertos en vida.

NATT OCH DAG

Natt Och Dag es hijo de la nobleza sueca. No obstante, esto no le impide relatar con detalle los crímenes más refinados, o sea, los más inhumanos. El autor sueco hace gala de su excelente prosa. Sin apenas darse cuenta, el lector se verá envuelto por su estilo en una atmósfera repugnante. No solo en lo que respecta a la higiene corporal, sino la que más sobrecoge, la suciedad del alma humana. 

No se dejen llevar por las reticencias que les puede crear el apellido del autor. 1794 es un viaje en el tiempo a una ciudad inmunda. Se puede oler el hedor de las letrinas públicas de Estocolmo y pisar los vómitos que los borrachos escupen en sus tabernas. Una novela brillante, aunque no apta para estómagos delicados.

 

 Julio Megía

Título: 1794
Autor: Niklas Natt Och Dag
Traducción: Pontus Sánchez
Editorial: Salamandra
Páginas: 508
Fecha de publicación: marzo 2021

 

No hay comentarios

Deja tu comentario